Verano y deporte, unión de amor y odio

Vivimos en un país de contrastes. De inviernos fríos, primaveras y otoños húmedos y veranos calurosos. Durante los fríos meses invernales anhelamos el calor del estío. Nuestros engranaje funcionan mejor cuando suben las temperaturas y se contracturan cuando el termómetro cae. Pero sin embargo, en estos meses veraniegos, los entrenamientos se tornan insufribles cuando los grados del ambiente sobrepasan los que el cuerpo en esfuerzo está dispuesto a tolerar. Nuestros consejos para hacer las sesiones menos agónicas de lo que la intensidad dicte son los siguientes:

Buena hidratación y reposición de sales.

En situaciones normales, nuestra temperatura corporal es más elevada que la ambiental.  Cuando esto se iguala o se invierte entra en funcionamiento el mecanismo de sudoración para enfriar el cuerpo, con la consecuente pérdida de líquidos. De modo que si ya de por sí es importante la hidratación, en verano sea imprescindible. Es aconsejable realizarla antes, durante, en pequeñas cantidades, y después del esfuerzo. Una solución socorrida para los corredores que deseen hacer entrenamientos continuos de larga duración son los cinturones o mochilas de hidratación, que se adaptan perfectamente a la espalda sin molestos rebotes. Y, en cualquier caso, siempre será conveniente tener localizadas fuentes a lo largo del recorrido a las que poder acudir en caso de necesidad.

Algo más que agua.

Según prolongamos nuestros entrenamientos y los hacemos más intensos, el agua aliviará nuestra sed, pero será insuficiente para reponer todos los electrolitos perdidos por el sudor. Deberemos consumir bebidas isotónicas que restablezcan nuestros niveles de sales o bien, como nos ofrecen algunas marcas, ingerir sales en cápsulas antes del ejercicio, de manera que nos garantizan no sufrir deshidratación, sin ningún aporte calórico añadido.

Evitar las horas centrales del día.

Aunque sea una máxima que proclaman año tras año las autoridades sanitarias, nunca está de más recordar e insistir en ello. Y siguiendo sus indicaciones y las que nos marca la lógica, es recomendable, dentro de lo posible, rehuir hacer ejercicio físico en exterior en los momentos del día que se alcanzan las máximas temperaturas, entre las 13:00 y las 17:00 de la tarde. Cuanto mayor sea la sensación térmica, más dificultad tendrá el cuerpo de autorregularse para mantener una temperatura corporal óptima.

Básicos en nuestra indumentaria.

Resguardar la cabeza del sol con gorras, es otra de las prioridades para no aumentar nuestra temperatura corporal. La visera de la que están dotadas, evitará que los rayos solares incidan sobre nuestro rostro. E Igualmente, las gafas de sol minimizarán la exposición solar sobre la retina, además de hacer más confortable el ejercicio y eludir, en cierta medida, algunas marcas de expresión provocadas por la dificultad de visión del exceso de luz directa.

Cremas, geles y capsulas fotoprotectores.

La epidermis es nuestra barrera protectora frente al entorno. Cuando realizamos ejercicio físico en el exterior, tanto en días soleados como con nubes, estamos exponiendo a nuestra piel a la agresión de los rayos ultravioletas. Debemos concienciarnos que sufrimos el mismo peligro que tumbados a la orilla del mar. El mercado de los fotoprotectores ha evolucionado en función de las necesidades, en la actualidad, casi todas las marcas tienen productos de rápida absorción y elevado SPF para garantizar la protección, sin dejar residuos grasos que puedan resultar incómodos mezclados con sudor. Algunas empresas, incluso, van más allá y ofrecen complementos orales  – como Heliocare oral ultra D – que se presentan como el mejor aliado para la protección tópica, aunque no en sustitución, especialmente dirigido a personas sometidas a exposición intensa al sol.

El sol y el calor pueden hacer más incómodo nuestros entrenamientos, saber convivir con ellos, sin retarles en duelo es la clave para disfrutar de esta época sin abandonar nuestras aficiones. Feliz verano.

Verano y deporte, unión de amor y odio
Rate this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Qué te ha parecido tu última carrera?

¡Ayuda al organizador valorando la prueba con tu opinión!

VISÍTANOS

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies