El core y su importancia en el deporte

¿Qué es el core?

El término core es una palabra en inglés que significa “centro” o “núcleo” y se aplica a los grupos musculares que están ubicados en la parte central de nuestro cuerpo. Si bien no existe una definición exacta de cuáles son los músculos que conforman el core, normalmente se incluyen el transverso, los oblicuos, el suelo pélvico, el multífidos, el psoas ilíaco, el recto anterior del abdomen y toda la musculatura dorsal de la parte baja de la espalda, entre otros muchos.

De entre las muchas funciones que podemos enumerar de la faja abdominal, dos son las prioritarias: la función estabilizadora y la de fijadora. La mayoría de los movimientos funcionales que ejecutamos en nuestro día a día tiene su origen en la cintura escapular y la cintura pélvica, siendo el core el encargado de coordinar intermuscularmente estas dos estructuras mediante ambas funciones.

¿Por qué es importante entrenar el core?

El fortalecimiento del core se considera como una parte fundamental dentro del entrenamiento para muchas disciplinas. La producción de fuerza en los miembros superiores e inferiores pasa por tener un núcleo bien desarrollado, esto es poseer una faja abdominal con suficiente activación muscular. De esta manera, seremos más capaces de imprimir la fuerza en los segmentos corporales, es decir, en brazos y piernas.

Las lesiones también tienen gran relación con la tonicidad del core, ya que son muchas las evidencias científicas que afirman una relación positiva entre fortalecimiento abdominal y reducción de lesiones.

¿Cuáles son las ventajas de trabajarlo?

Entrenar específicamente el core tiene los siguientes beneficios para corredores:

– Potencia cada zancada en el caso de correr y de la pedalada en la bicicleta.
– Ayuda a reducir la fatiga.
– Reduce el dolor de espalda baja y ayuda a evitar lesiones.
– Brinda amplitud al movimiento de las extremidades.
– Refuerza y colabora con una buena postura.
– Sirve como apoyo central y favorece para tener una buena biomecánica.
– Mejora el impulso y fuerza con orientación hacia las extremidades superiores e inferiores.

¿Cómo entrenarlo?

Lo mejor del entrenamiento enfocado a este conjunto muscular es la gran variedad de métodos que existen. Podemos usar materiales alternativos como el fit ball, el TRX, y otros muchos más, lo que hará que mejoremos cada movimiento funcional y no caigamos en la monotonía.

Para llevar a cabo su ejecución, utiliza siempre una progresión en la aplicación práctica, varía los parámetros velocidad de ejecución, frecuencia, plano de movimiento, grados de movilidad, posición del cuerpo, duración y la carga aplicada para modificar los estímulos, haz los movimientos controlados y lentos y controla la respiración (expulsa el aire en fase excéntrica e inspira en fase concéntrica).

Después de este artículo, ya sabes, a entrenarlo sea cual sea tu disciplina deportiva.

Síguenos en SportsAdvisor y comparte tu experiencia.

www.sportsadvisor.es

El core y su importancia en el deporte
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies