Marcel Zamora un referente del triatlón mundial

SportsAdvisor ha tenido el placer de charlar con Marcel Zamora, un referente del triatlón mundial con un gran palmares a sus espaldas. Seis victorias en el Embrunman (2009, 2010, 2012, 2013, 2014, 2017) a las que hay que sumar sus cinco victorias en el Ironman de Niza (2006, 2007, 2008, 2009, 2010) y el Challenge Barcelona (2009) entre otros resultados destacados, además de su segundo puesto en el campeonato del mudo de duatlón de larga distancia (2005) le avalan.

¿Después de tu sexto triunfo en el Embrunman ha cambiado algo tu situación deportiva?
No me ha cambiado mucho respecto al principio de temporada de otros años. Básicamente sigo siendo el de siempre y disfruto al mismo nivel. Lo que realmente siento es una sensación de tranquilidad, el haber conseguido lo que tanto soñaba me ha hecho quitarme de encima esa auto-presión que yo me ponía ante estos retos. Estoy convencido de que aún me quedan buenas carreras, porque disfruto entrenando, si bien es cierto que el objetivo y presión serán muy diferentes.

¿Para este sexto triunfo del Embrunman cambiaste algo la planificación? ¿Estabas convencido de tus posibilidades tras recuperarte de las lesiones?
Con el paso de los meses la motivación iba creciendo. Durante los meses de Junio y Julio llegué a estar muy convencido de que lo podía hacer, de hecho tal era la motivación que creo que no la había tenido en los 23 años de mi carrera como triatleta. Era consciente de que mi cuerpo probablemente no iba a poder soportar otra carga física y psicológica para poder preparar en condiciones este tipo de pruebas. Sin duda era mi última bala para lograr el sexto triunfo en Embrunman.

Durante la planificación decidí escuchar más al cuerpo. No quería caer en el error del 2015 donde llegué pasado de forma. La edad no perdona y cuando uno ya no tiene las cualidades que tenía con 30 o 35 años, junto a Ignasi Rosa decidimos centrarnos en el trabajo y ver los picos de fatiga. Le dimos gran importancia a la asimilación de cargas y recuperación de las mismas, sin centrarnos en los ritmos o volúmenes. Con la experiencia de todos estos años y la misma ilusión de siempre, el resultado no podía haber salido mejor. Estaba convencido de que llegaría al 200%, durante toda la preparación me sentía con fuerza y eso hizo que mi estado de excitación aumentara en los entrenoamientos más duros, sentía que estaba para ganar a pesar de que en carrera podría pasar cualquier cosa, estaba muy convencido.

¿De cara a esta temporada y tras la retirada de la competición, sigues teniendo motivación para afrontar tus nuevos objetivos?
Era hora de aparcar Niza, Embrunman y carreras tipo IM, Challenge o similar. Hacía ya unos años que me estaba costando mucho el poder entrenar tan duro solo y conseguir ritmos que habían sido tan fáciles para mí en temporadas anteriores. El volumen nunca era un problema, pero corriendo no me sentía rápido y con cabra en llano tampoco. Además, la lesión del tendón de aquiles y a la posterior operación hizo que me llegara a replantear varias veces si realmente era el final de mi carrera.

Objetivos y motivaciones demasiados, pero de momento voy filtrando y ya irán llegando con los años. Me hace mucha ilusión introducirme en los triatlones extrem con distancia IM que finalizan con un maratón de montaña. Al mismo tiempo me gustaría hacer alguna incursión en el mundo del trail, me motiva mucho probar. Este mayo correré Zegama-Aizkorri que me hace una tremenda ilusión. Posteriormente encadenaré varios triatlones half y un extrem IM.

¿Cómo compaginas tu rendimiento deportivo con los innumerables viajes que haces durante la temporada?
La verdad que se ha convertido en mi día a día hasta llegar al punto de que has de cuadrar los días y semanas para que los vuelos perjudiquen lo menos posible. El cuerpo llega a acostumbrarse adaptándote a este tipo de rutina de entrenar en diferentes lugares, climas con su diferencia horaria. Se trata de un estilo de vida que me encanta, nunca es la misma rutína, ni la misma gente ni los mismos lugares de entreno.

Desde tus inicios, el triatlón ha ido evolucionando ¿Cómo has vivido este cambio?
Como en todo en la vida, todo tiene su evolución y uno se va adaptando a su manera.

Aunque en el caso del triatlón, cuando uno mira hacia atrás siente bastante añoranza de aquellos maravilloso 90´s, donde nuestro deporte era la auténtica esencia y puro deporte, sin redes sociales, poca gente y sintiéndote parte de una gran familia a la que veías varias veces al año.
Todos los cambios que han ido sucediendo durante todos estos años han aportado muchas cosas positivas. En mi caso en concreto, me ha ayudado a poder dedicarme profesionalmente a mi pasión, a que se reconozca el trabajo que hacemos cada día. Antes era mucho más pequeño, ahora es un deporte reconocido por mucha gente y esto a los profesionales nos ha ayudado mucho.

Creo que he sido un deportista que ha sabido encontrar su camino dentro de todas las distancias y disciplinas del triatlón. De ahí que me haya podido dedicar a este deporte durante 24 temporadas, haya aprendido y vivido tanto sobre la vida a través del triatlón.

¿Conoces el portal SportsAdvisor?
Sí que lo conozco y creo que es un gran acierto, por toda la información que a porta a los amantes de nuestro deporte.

A menudo, la gente suele hacer menos viajes de lo que le gustaría, principalmente porque no sabe donde ir y que hacer. De esta manera será mucho más fácil a la hora de competir lejos de casa y con información de primera, tanto por las valoraciones u opiniones generadas de otros deportistas a través de sus experiencias, como por los propios organizadores.

Sabemos que te gusta viajar mucho ¿Consideras el turismo deportivo como una gran alternativa de futuro?
El turismo deportivo como concepto turismo, no hay tanta gente que lo practique. El principal motivo del viaje es la competición o el entrenamiento. Pero sin duda descubrir mundo a través del deporte en su faceta más lúdica, para mí es una de las mejores cosas de la vida, ya que ambas me llenan tantísimo.

Cuando vas a competir o entrenar a otros lugares con mejor climatología o condiciones de entreno, también se disfruta muchísimo. Lo cierto es que estás más centrado en entrenar y en la competición que el turismo en sí, ver lo que hay a tu alrededor o vivir experiencias increíbles que te ofrece el lugar. Básicamente lo asocias más a vacaciones o momento de relax y miedo a despistarte y no hacer bien la carrera o entrenar como toca.
Pero la excusa de competir y entrenar en otros lugares, siempre te aporta muchas cosas positivas. Sin duda que irá a más.

¿Cuál es el motivo de tu estancia en Mallorca?
Disfrutar de la tranquilidad que da la isla en esta época de febrero. Las carreteras están muy tranquilas y es buen momento para disfrutar con los amigos de unos buenos entrenos en compañía.

Mi estancia en Ferrer Hotels, es ideal para entrenar bien en sus instalaciones y tenerlo todo a mano. Las facilidades que tengo aquí me hacen conseguir buenos volúmenes de entreno, motivación al estar en un entorno deportivo y de naturaleza tan cerca. Además, la cultura de la bici es muy grande y siempre hay con quien salir a dar pedales por la Serra de Tramuntana.

Síguenos en SportsAdvisor y comparte tu experiencia.

www.sportsadvisor.es

Marcel Zamora un referente del triatlón mundial
Rate this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Tu comunidad deportiva!

¡Encuentra tu carrera, consulta las opiniones y viaja!

VISÍTANOS

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies