Preparación mental y emocional del deportista

Una vez que llega la primavera, empezamos a competir y a recoger los “frutos” del trabajo realizado durante el invierno. Para obtener unos resultados acorde con nuestras expectativas, los objetivos que nos habíamos marcado a principio de temporada,  es muy importante llevar a cabo una buena preparación física y una preparación mental y emocional.

Si quieres que tu participación en cualquier evento deportivo se convierta en una experiencia inolvidable en vez de en un recuerdo duro por el que no quieras volver a pasar, dale la importancia que se merece a la preparación. No solo es suficiente con trabajar uno de los aspectos que refleja la imagen, sino que debes cuidar cada uno de ellos para asegurarte una buena participación y sobre todo unos buenos resultados.

El poder de la mente es el nuevo reto de los deportistas, independientemente que ya han logrado sus objetivos a nivel físico. Una preparación mental óptima mantiene la motivación requerida para trabajar durante el tiempo necesario, y proporciona la capacidad de poder enfrentarse a cualquier obstáculo o dificultad que surja durante la prueba. Pero lo más importante es que ayudará a que nos conozcamos mejor, haciendo que la confianza en uno mismo aumente y tengamos más probabilidades de alcanzar cualquier sueño que nos propongamos, más allá de los retos deportivos.

Pero entrenar la mente no es tan fácil como parece. Igual que la preparación física, requiere un proceso lento e intenso. En él, es imprescindible fijar y detallar los objetivos que se quieren lograr, y visualizarse superándolos, así como mantener siempre la motivación y el compromiso a lo largo de todas las fases.

Además. una de las técnicas más usadas que el atleta debe tener en cuenta es la aplicación efectiva de “hablarse positivamente”. Es importante intentar que la mente no nos engañe  durante la prueba, tomando el control y dirigiendo la situación a base de ánimos y recordatorios de las cosas positivas.

Trabajando todos estos aspectos, los niveles de autoconfianza serán más elevados, pudiendo aumentar el estado emocional, la concentración, la fijación de metas, el esfuerzo gastado y el desarrollo de estrategias de competición efectivas, facilitando así el desarrollo de la prueba.

Síguenos en SportsAdvisor y comparte tu experiencia.

www.sportsadvisor.es

Preparación mental y emocional del deportista
Rate this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Qué te ha parecido tu última carrera?

¡Ayuda al organizador valorando la prueba con tu opinión!

VISÍTANOS

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies