¿Carreras populares, deporte y negocio?

A las 10:00 de la mañana del pasado 22 de abril y con una temperatura inusual para las fechas de 24 grados, cerca de 40.000 personas se congregaban en el parque de Greenwich, al sureste de Londres, lugar de salida de la maratón de Londres. Corredores procedentes de diferentes países de los 5 continentes esperaban el pistoletazo de salida para sumergirse en un nuevo reto, por delante les esperaban 42.195 m.  Calzados con sus zapatillas de running, camiseta y pantalón deportivos, equipados en su gran mayoría con un dispositivo GPS para llevar el control de la frecuencia cardíaca, distancia y ritmo, es el fiel reflejo del negocio en las carreras populares.

Varias horas más tarde, con la satisfacción de haber finalizado la prueba y con la fatiga aún vigente, muchos de ellos ya estaban pensando en la siguiente edición con la mente puesta en la fecha de apertura del “Ballot Entry”, o lo que es lo mismo la propia preinscripción. 8 días más tarde, concretamente el 30 de abril se abría dicho periodo de preinscripción, no te garantiza tener un dorsal por cierto, para cerrase posteriormente el 4 de mayo. Un periodo exclusivo de 7 días para poder inscribirse en un evento que se celebrará dentro de un año. Sin duda, hablamos de un gran negocio en una de las carreras de running más importantes del mundo.

Grandes eventos deportivos como las maratones, los triatlones Ironman y Challenge, así como las carreras de montaña como la Transvulcania están en auge. Los deportes de resistencia o larga distancia se han convertido en un gran negocio. Prueba de ello es la Franquicia Ironman, con un precio de inscripción que oscila entre los 485 € y los 580 € más el 8% de cuota de activación  para el Ironman de Lanzarote que se disputará el próximo 26 de mayo.

Los grandes inversores como el Grupo Dalian Wanda comprobaron que las pruebas deportivas podrían ser un gran mercado para ellos. En 2015 La Corporación Mundial de Triatlón propietaria hasta entonces de la marca Ironman, decidió vender la marca al grupo de empresa china controlado por Wang Jianlin, el hombre más rico de China cuya fortuna ronda los 26 mil millones de dólares. El valor de la operación alcanzó la cifra de 650 millones de dólares. Un mercado donde los eventos cuentan en su mayoría con voluntarios y cuyos costes soportados para nada son elevados,  no deja de ser un modelo comercial atractivo para el Sr. Wang Jianlin y el grupo Dalian Wanda cuya expectativa era acumular más del 180 millones de dólares al año con un incremento de 20 % gracias a las más de 200 carreras que operan en todo el mundo.

Según un reciente estudio realizado en el Reino Unido, el promedio del gasto total por persona que participa en un Ironman asciende a 3.175 €. El deporte y el turismo no dejan de ser un negocio.

Síguenos en SportsAdvisor y comparte tu experiencia.

www.sportsadvisor.es

¿Carreras populares, deporte y negocio?
5 (100%) 2 votes

2 comentarios sobre “¿Carreras populares, deporte y negocio?

  • el mayo 8, 2018 a las 17:05
    Permalink

    los grandes eventos y tambien los pequeños para unos tiene que ser un negocio
    y para otros la posibilidad de viajar, competir, hacer amigos, disfrutar, contar mentiras, etc. etc.
    luego esta el grupito que le pagan por competir “los profesionales” que eso es otro mundo…

    Respuesta
    • el mayo 9, 2018 a las 15:28
      Permalink

      Totalmente de acuerdo Jose, lo que para unos es un negocio, para otros no deja de ser ocio, viajar, competir. Turismo y deporte.

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Qué te ha parecido tu última carrera?

¡Ayuda al organizador valorando la prueba con tu opinión!

VISÍTANOS

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies