5 consejos para correr en verano

Correr en verano a veces no resulta tan atractivo como hacerlo en cualquier otra época del año. Las altas temperaturas, la humedad y la exposición al sol nos plantean desafíos muy reales que pueden afectar  al rendimiento y nuestra salud. Hay que tener muy en cuenta que los altos niveles de humedad evitan que el sudor se evapore de nuestro cuerpo, un potente mecanismo de enfriamiento. Pero incluso los bajos niveles de humedad, que a menudo se sienten en ambientes más áridos, dificultan la carrera porque aumentan la pérdida de líquidos y la deshidratación. En consecuencia la sangre es más espesa, requiriendo más energía para bombear la misma cantidad.

Llevar a cabo una correcta hidratación será importantísimo para evitar cualquier problema de salud. Las principales consecuencias de la deshidratación suelen ser los mareos, calambres, fatiga y desorientación. Para evitar males mayores, es conveniente comenzar la carrera bien hidratado, beber durante y después del ejercicio para recuperar los líquidos perdidos lo antes posible. Importantísimo consumir suficientes electrolitos a través de bebidas energéticas o frutas para evitar los calambres. Es aconsejable beber en pequeñas cantidades para no dañar el estómago. La deshidratación suele ser muy común en días calurosos. Afortunadamente en la mayoría de los casos no es muy grave, si bien es cierto que puede llegar a convertirse en un gran problema para la salud siempre y cuando no se lleven a cabo las medidas oportunas que eviten males mayores.

Desde SportsAdvisor os dejamos con varios consejos a tener en cuenta mientras salimos a correr en días calurosos:

– Tratar de correr a primera o última hora del día cuando la temperatura sea más baja y el sol más débil.

Correr por zonas sombrías y evitar el asfalto para irradiar la energía del sol

– Correr con ropa técnica muy ligera y a poder ser de color claro para reflejar la energía del sol en lugar de absorberla. Utiliza una gorra que te proteja del sol.

Hidratarse constantemente, antes, durante y después de la actividad. Lleva algún líquido si se trata de una carrera larga, trata de correr cerca de fuentes de agua potable para hidratarse constantemente.

– Escucha al cuerpo, las altas temperaturas y la humedad influyen directamente en el rendimiento del deportista. La exigencia será mayor aumentando la fatiga y dificultando así el entreno. La asimilación del esfuerzo no será la misma que en condiciones normales. Los ritmos deberán ser más razonables para evitar cualquier desfallecimiento.

Síguenos en SportsAdvisor y comparte tu experiencia.

www.sportsadvisor.es

5 consejos para correr en verano
5 (100%) 2 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Tu comunidad deportiva!

¡Encuentra tu carrera, consulta las opiniones y viaja!

VISÍTANOS

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies